Esta novela pulula entre los dos mundos por los que he vagado toda mi vida

Es un texto con estribillo, una canción llena de diálogos... En cada palabra está impreso el amor de la escritora por la música. Todo sucede bajo una mirada dulce y despiadada a la realidad del músico en el país de estos tiempos. Acaso es una historia que cuenta la vida de un puñado de camicaces empeñados en no despertarse del narcótico sueño del rock and roll... Ruido me ha hecho sonreír durante cuatro o cinco horas... aunque los personajes no sean reales pero las canciones sí... ¿o era al revés?

Cuando la escritora Eloísa Nos me propuso participar en su novela a través de un par de canciones que compuse para el grupo Las Ruedas me pareció emocionante.

Cuando terminé de leer el manuscrito, el asunto se había convertido en todo un privilegio. El rock y la literatura siempre fueron de la mano. Hoy las canciones "Alas" y "Rosa's Motel" han cobrado mas significado y vida, el club de jazz está petado y en el Motel de Rosa, ese que está junto a la autopista de la costa, brillan todas sus luces. Allí, ahora hay una fiesta de punk rock y decadencia.

Me lo he pasado fenomenal leyendo "Ruido en el corazón". Creo que está claro, para inventar una trama de enredos y corazones rotos en la trastienda del rock hay que haber estado ahí.

En algunos garitos de Granada y en sus bolos se han vivido historias parecidas a las que cuenta (Ruido Rosa, Peatón, Planta Baja, Tornado). Además de las canciones en las que se basa el relato, con un bonito sabor a 091, yo tenía siempre una en la cabeza que solía escuchar de adolescente, "No puedes comprender mi corazón de rock and roll": "Voy por una calle oscura, veo el camión de la basura, y me pregunto si tú puedes comprender mi corazón de rock and roll".

La leí de una sentada, no podía parar, y me sentí muy feliz, como hacía tiempo que no me pasaba.

Poca gente creo que entiende a los bichos raros como nosotros y nos puede retratar tan bien… Así que tengo un sentimiento de agradecimiento muy muy grande y un confort interior muy especial. Es rollo... "Bueno, alguien lo ha contado, alguien sabe qué es esto"… Este ruido de furgo en el corazón que sólo se combate haciendo más ruido y con mucho amor. Hay que ponerle mucho amor, todo el que tú has puesto en ese pedazo de novela que tanto me ha hecho disfrutar, igual que a mucha gente.