Tal vez me perdones por haberte querido,
Por querer ser tu abrigo, las tardes de frío,
Tal vez me perdones por leer en tu libro,
Los renglones torcidos de algo que está prohibido.
Tal vez me perdones por haberte escrito canciones,
Por no haberme largado cuando estaba de más.

Tal vez me perdones por no ser el amigo
Que tú hubieras querido, ahora que estás con otro,
Tal vez me perdones por mirarte a los ojos,
Por besarte en la boca, por quitarte la ropa.
Tal vez me perdonas por haberte comprado esas flores,
Ahora sé por qué toses y tu alergia soy yo.

Tal vez me perdones por no haber preguntado por nombres,
Por no haberme largado cuando estaba de más,
Cuando estaba de más, cuando estaba de más…

Comenta